7 aventuras que absolutamente TODAS las mujeres tenemos que vivir alguna vez.

Debido al ritmo de vida que llevamos, rara vez tenemos tiempo para sentarnos y reflexionar sobre lo que queremos en nuestro presente y hacia dónde queremos dirigirnos.

A veces nos vemos subsumidas en una rutina que nos genera una sensación de agobio y cansancio de la que nos cuesta salir. Algunas mujeres se acostumbran a ese ritmo y lo llevan naturalizado, otras buscan experimentar aventuras que las lleven a conocer lugares, personas y actividades nuevas o simplemente a conocerse más a sí mismas.

Para concretarlas no interesa si estás soltera o en pareja, bien puedes soltarte y dejarte llevar por la melodía que tocan sola o acompañada.

Por eso hoy queremos contarte sobre estas 7 aventuras que todas deberíamos hacer al menos una vez para experimentar la maravilla de la vida. ¿Empezamos?

1# Mueve el esqueleto

Quizás para muchas de nosotras no sea una aventura tan extraña. Sin embargo, existen algunas mujeres que consideran que bailar, hacer yoga o ir a clase de zumba es realmente una hazaña. Si aún no lo has probado ya es hora de mover el esqueleto y conectarte con tu cuerpo. Prueba ir al trabajo en bici, anotarte en clase de árabe o salir a caminar por el parque. Verás que estas nuevas formas de moverte generan cambios en tu vida y en tus perspectivas.

2# Viaja sola

Esta es una aventura que vale la pena experimentar al menos una vez en la vida. Si ya tienes pareja o si piensas en tener una esto no excluye la idea. Aquí no importa cuan lejos vayas: puedes viajar dentro de tu estado o conocer países nuevos. Cuando viajas sola decides tú misma lo que quieres conocer y lo que no sin tener que depender de la preferencia de otros. Además, viajar sola te fuerza a resolver determinadas situaciones problemáticas por ti misma de las que obtienes siempre un gran aprendizaje.

3# Anótate en un voluntariado

El voluntariado es una manera excelente de conocer nuevas personas y distintas culturas. Al mismo tiempo estas experiencias te permiten realizar actos que ayuden a una población determinada o incluso a una región entera. Puedes anotarte en uno corto que dure sólo unos meses o emprender un viaje que lleve años. Verás que las opciones son innumerables: de construir casas a promover el cuidado del medio ambiente. Este tipo de experiencias resultan muy enriquecedoras para todos los que participan.

4# Descubre la belleza de la naturaleza

Piérdete en el jardín botánico de tu ciudad, camina por parques o zambúllete en el mar más cercano. Según el entorno que te rodea, verás cuáles son las aventuras que puedes experimentar. Pero mientras lo haces recuerda prestar atención y observar las plantas, las flores, los paisajes que te rodean y la manera en que se transforman en cada estación. En la naturaleza y en ti misma radica la verdadera belleza.

5# Explora tu faceta artística

Quizás nunca pensaste que tú también tenías un costado artístico. Todas deberíamos algunas vez al menos intentar explotarlo y reconocer en él qué es lo que más nos llama la atención. Algunas elegirán tocar el piano, otras escribir un guion de teatro y quizás algunas empezar a pintar cuadros. Lo cierto es que explotar tus habilidades artísticas te permitirá conocerte más y sentirte más segura contigo misma.

6# Deja que tus sentidos te guíen

Reconoce los sentidos con los que cuentas y olvida por un momento el de la vista. No olvides que es importante pero no el único. Descubre el aroma de especias exóticas, ve a un concierto de música, cocina algo con tus propias manos. Resignificar tus sentidos te dará una nueva perspectiva de ver (y sentir) el mundo.

7# Conecta con lo espiritual en ti

Hoy día existen una gran variedad de alternativas si lo que buscas es conectar con tu lado espiritual. Puedes investigar sobre el yoga o ir a clases. También puedes conocer más sobre el mindfulness y la meditación. Todos estos son caminos que pueden ayudarte a reconectar con tus deseos más profundos y con quien eres realmente.

Recuerda que eres capaz de conseguir todo aquello que te propongas. Así sea el objetivo más pequeño o la meta más ambiciosa. Estos son solo algunas de las aventuras que puedes realizar en tu vida. Puedes hacerlas todas o elegir una de ellas para comenzar.

Lo importante es que te animes a las nuevas experiencias y que estés dispuesta a aprehender toda la sabiduría que tienen para ofrecerte.

Facebook Comments