Esta hoja combate la gripe, estimula el aparato digestivo y el respiratorio, es expectorante, antireumático , diurético y mejora la circulación sanguínea.

El laurel es una planta muy cotizada en el mundo gastronómico porqué aporta sabor a las preparaciones. También se utiliza en la medicina natural porqué aporta numerosas propiedades beneficiosas para nuestro organismo, ya que sirve de tratamiento para muchas afecciones.

Los beneficios que nos aporta el laurel son numerosos:
– Estimula el aparato digestivo.
– Mejora la circulación sanguínea.
– Ayuda al aparato respiratorio ya que estimula los bronquios y porqué es expectorante.
– Combate la gripe.
– Es antirreumático y diurético.

Estos son algunos de los beneficios que nos aporta el consumo de laurel.

Infusión de laurel:
La infusión de laurel es una de las maneras más fácil de preparar y donde aprovechamos mejor todas sus propiedades. Sólo necesitamos poner a calentar 200ml de agua y añadir dos hojas de laurel, cuando empiece a hervir apartar del fuego y dejar reposar durante 10 minutos. A continuación colamos y ya podemos beber la infusión. Se recomienda tomar en el desayuno.

El laurel es un potente expectorante y para aprovechar está cualidad os enseñamos a preparar el aceite de laurel ideal para masajear en el pecho o la espalda. También se puede aplicar en los pies para mejorar la circulación sanguínea.

Aceite de laurel:
Colocar 10 ó 12 hojas de laurel en un recipiente hermético y cubrir con aceite de almendras, las hojas deben de quedar completamente sumergidas. Tapar el recipiente y dejar reposar durante 30 días en un lugar alejado de la luz solar. Agitar el recipiente de vez en cuando para que se impregne bien los ingredientes.
Pasado este tiempo, colar y verter el aceite en un recipiente limpio y hermético. Tendremos el aceite de laurel listo para poder usar en niños o en adultos cuando estén congestionados o usar en las piernas para mejorar la circulación sanguínea.

Facebook Comments