Estudio explica por qué si una mujer llora durante el embarazo puede afectar al bebé de por vida

Como bien sabemos, el embarazo es uno de los periodos más de delicados,

tanto para las mujeres como los bebés. Incluso se ha especulado que las emociones que sufra la madre durante este periodo, se reflejarán en la criatura.

Sin embargo, hasta ahora no se sabía a ciencia cierta la verdad sobre este asunto. Pero gracias a varios estudios, se pudo llegar a una conclusión verídica y confiable sobre el tema.

Este estudio se realizó en la universidad de California Irvine con mujeres embarazadas. Lo que se comprobó es que los bebés reciben distintos químicos de parte de la madre. Estos químicos son liberados cuando estas tienen ciertas emociones como alegría y tristeza. Lo mismo sucede cuando ingieren distintas drogas como alcohol, medicamentos, etc. Dichos factores van moldeando al bebé de forma tal que los afecta el resto de sus vidas.

De modo que la conclusión a la que se llegó es que las emociones sí influyen en la criatura que está en el vientre. Pero más que eso, estas dejan secuelas que perduran para el resto de sus vidas. Esto desmiente la teoría de muchos que afirman que el bebé no siente nada cuando está en el vientre. No obstante, los estudios dicen mucho más que eso.

Dicha investigación también descubrió que, si la madre tiene periodos de depresión después del embarazo, esto afectará al niño ya nacido. Algo parecido sucede en cuanto a la felicidad; esta ayuda a que el niño tenga un mejor desarrollo. De modo que podemos concluir que un equilibrio emocional es indispensable.

Lo que afirman los expertos

Este estudio estuvo a cargo de Sandman, Davis y Glynn, quienes estudiaron a varias mujeres embarazadas. Estas habían sufrido de depresión antes y después del embarazo. Luego de que naciera la criatura, estas también fueron sometidas a prueba. El resultado fue el siguiente:

“Los fetos humanos son participantes activos en su propio desarrollo y recolectan información sobre sus vidas después de nacer. Estos se preparan para vivir de acuerdo con las señales que su madre les envía. Pero lo que más nos sorprendió fue comprobar que los niños podían sentir el estado psicológico de su madre” comentó Sandman.

No obstante, un grupo de psicólogos prenatales van todavía más allá de este estudio. Ellos afirman que los niños no solo perciben los sentimientos de su madre, también perciben sus pensamientos. Estos influirán positiva o negativamente en el desarrollo de los bebés. De acuerdo con dichos psicólogos, luego de los 6 meses, las madres crean un lazo con las criaturas.  Esto sucede gracias a que las madres liberan hormonas que pasan a través de la placenta y llegan al bebé.

Rechazar el embarazo contraído afecta al bebé

De igual forma, cuando las madres no desean estar embarazadas, aunque lo estén, esto afectará a los niños. Dichas criaturas sentirán el rechazo de su madre, algo que los marcará para toda la vida. De la misma manera, cuando las madres están ansiosas, sus hijos también nacerán ansiosos. Este descubrimiento nos hace pensar en el arma de dos filos que puede representar la madre en su bebé.

Este estudio sin duda debería hacer reflexionar a todas las madres o futuras madres. Ya saben que todo lo que piensen o sientan afectará directamente la vida de sus hijos. Por eso, es muy importante que ellas traten de tener equilibrio emocional en este periodo. Pero esto no es trabajo de ellas solas, sino también de quienes la rodean. Si las hacemos estar felices en lugar de darles problemas y preocupaciones, contribuiremos a su bienestar.

De modo que todos debemos poner de nuestra parte si queremos tener hijos saludables. Hagamos todo lo posible por que los 9 meses de embarazo, sean los mejores vividos por las mujeres. Así tendremos los mejores hijos que podamos esperar. Si conoces personas embarazadas, comparte este articulo con ellas para que se mantengan informadas.

Facebook Comments