Para lo que este aceite sirve no tiene nombre, olvida las pastillas para el dolor, prepáralo

El aceite de jengibre es uno de los aceites más nutritivos que podemos utilizar en distintos platos.

Algunos lo usan como vinagreta, otros para aderezar pescados y ceviches, aliñar ensaladas y mucho más. Sin embargo, este tiene muchas propiedades medicinales de las que podemos beneficiarnos. A continuación, te dejaremos una lista de los usos que podemos darle relacionados con la salud.

Estomago e intestinos

Como bien sabemos, el jengibre es uno de los mejores estimulantes del apetito natural. Además, sirve para combatir la dispepsia, indigestión, espasmos y flatulencias.

Depura el organismo

Sucede que, en ocasiones, nos comemos ciertos alimentos que nos caen mal o nos intoxican. Pero por sus muchas propiedades, el aceite de jengibre es muy bueno para tratar los problemas de intoxicación alimenticia. También es bueno para tratar la disentería bacteriana y ciertas infecciones intestinales.

Malaria y fiebre amarilla

Este aceite también lo podemos utilizar de forma tópica. El olor de esta raíz alejará los mosquitos que trasmiten la malaria, como el Anopheles Culicifacies.

Elimina las estrías

El jengibre posee propiedades antinflamatorias y antioxidantes que promueven la circulación de la sangre. Además, este ingrediente también puede reparar la piel dañada. Lo podemos aplicar solo, aunque al mezclarlo con aceite de coco obtenemos mejores resultados.

Problemas respiratorios

Las personas suelen sufrir comúnmente de enfermedades como la gripe, bronquitis, asma y disnea. El jengibre, debido a sus muchos minerales y nutrientes, es bueno para combatirlas a todas. Podemos utilizar su aceite para eliminarlas y para tratar la flema en los pulmones y garganta.

Reducir el dolor

Esta raíz tiene propiedades antinflamatorias muy buenas para combatir el dolor. Asimismo, puede reducir las prostaglandinas, donde intervienen procesos inflamatorios relacionados con el dolor. Para este tipo de males y muchos otros dolores podemos utilizar este producto.

Problemas cardíacos

El jengibre, al ser un producto con propiedades térmicas, reduce los niveles de colesterol en la sangre. También reduje los riesgos de padecer de aterosclerosis y la formación de coágulos de sangre. De ahí que muchos utilicen este aceite para tratar enfermedades del corazón y problemas circulatorios.

Hipertensión

El consumo regular de este aceite, nos ayuda a disminuir en un alto porcentaje las posibilidades de sufrir de problemas de hipertensión.

Enfermedades crónicas

Un gran número de enfermedades crónicas pueden prevenirse con utilizar este producto. Muchas otras solo pueden ser tratada consumiendo de 2 a 4 gramos de jengibre al día. En su defecto, podemos utilizar el aceite de jengibre como sustituto.

Qué necesitaremos:

  • Aceite neutro de oliva o de girasol (150 ml).
  • Raíz de jengibre fresca (100 gramos).

Preparación y uso:

Para iniciar, debemos pelar y picar el jengibre en rodajas bien finas. Acto seguido, echaremos el aceite en una olla e introduciremos el jengibre es ella. Inmediatamente la llevaremos a la estufa y encenderemos el fuego. Para el proceso que sigue, es necesario tener un termómetro a mano, ya que debemos mantener la temperatura del aceite entre los 65 y 70 °C por 3 horas. En caso de no contar con un termómetro en ese momento, podemos poner el fuego al mínimo.

Tan pronto se completen las 3 horas, apagaremos el fuego y dejaremos enfriar la sustancia. Cuando esté a temperatura ambiente, colaremos el aceite y lo echaremos en una botella de cristal con tapa. Este aceite lo debemos conservar en la nevera por al menos 12 horas antes de usarlo. De esta manera, el sabor y aroma del jengibre podrás resaltar en el aceite.

Otra opción muy buena es llevar el aceite a la nevera sin haberlo colado y dejarlo 12 horas. Así, el jengibre puede desprender todavía más sus propiedades e impregnarlas en el aceite. Agotado ese tiempo, extraemos las rodajas del jengibre y podemos comenzar a utilizarlo.

Este producto es muy bueno para preparar salsas, como las que se suelen hacer para el salmón con hinojo y queso quark. También lo podemos utilizar para preparar ricos aderezos, aliñar ensaladas, y darle un toque diferente a un puré.

Recuerda que, al utilizar el aceite de jengibre, no solo estarás dándole un toque especial a tus comidas. Al hacerlo, también estará cuidando tu salud y podrás tratar los distintos males antes enlistados. Por eso, te animamos a prepararlo cuanto antes para que lo aproveches al máximo. No olvides compartir esta información en tus redes sociales.

 

Facebook Comments