Me unte esto por casi tres semanas, y todas mis pecas, arrugas y manchas desaparecieron de la nada

Muchos hombres se preguntan por qué día tras día las mujeres combaten por tener una piel limpia e inmaculada.

En realidad se trata de una preocupación muy propia del sexo femenino: tener un cutis perfecto. Esta labor, que les quita todos los días horas a las mujeres frente al espejo, tiene como recompensar verse bien.

¿Y quién no se quiere ver bien?, el problema es que para lograrlo algunas mujeres incurren en el uso de cosméticos hechos a base de químicos fuertes y estos no todo el tiempo respetan las sales naturales que están en el rostro. Si cree que los cosméticos no envejecen, observe el rostro de las personas que abusan de ell

Me unte esto por casi tres semanas, y todas mis pecas, arrugas y manchas desaparecieron de la nada

Por eso siempre creemos que la mejor solución para tener una cara límpida y fresca es el uso de tratamientos naturales para la piel. Las ventajas de estos tratamientos es que aportan vitaminas y minerales para la piel del rostro, sin exponernos a efectos secundarios, como exceso de resequedad o arrugas.

De entre estos tratamientos, las mascarillas caseras con leche son uno de los más utilizados en la actualidad, debido a la propiedad oxigenante que posee la leche. Esta estimula la apertura de los pómulos, lo cual permite limpiar de manera más efectivas las manchas de la piel y los puntos negros. Además son fáciles de hacer.

No necesitarás más de estos tres ingredientes para decirle adiós a la mancha y a las arrugas de la pie

Si tomas esto por una semana en ayunas te cambiará la vida

Si eres de las personas que no están dispuestas a gastar cientos de billetes en cremas y exfoliantes que te duran muy poco, y que no cumplen con lo que prometen, esta mascarilla casera es para ti. Lo mejor: solo tiene tres ingredientes.

La leche de esta mascarilla ayuda a abrir los poros, pero es la avena que posee lo que le da la efectividad que caracteriza a este producto. La avena posee un ingrediente natural, el almidón; el cual es un excelente blanqueador y exfoliante.

Ingredientes:

  • Media taza de harina de avena.
  • Media taza de leche.
  • Una taza de agua.
  • Huevo.
  • Un cambur.

Preparación:

Para preparar esta mascarilla lo único que debes hacer es tener una licuadora:

  • Vierte todos los ingredientes dentro de una licuadora y bátelos.
  • Agrega la leche en último lugar. La leche debe estar tibia.
  • Una vez que la fórmula adquiera un color homogéneo, esto implicará que la solución está lista y que ya estás listo para aplicar la mascarilla.

Para aplicar este tratamiento lo primero que debes hacer es limpiar tu rostro con agua tibia. Posteriormente procede a agregar la mascarilla sobre tu rostro, preferiblemente utilizando una espátula de madre.

Deja que la mascarilla se reposa por quince minutos en tu piel, y después retírala. Para lograr una mayor efectiva limpiarla también con agua tibia.

Facebook Comments