Un tribunal quiere quitarle la vid@ a este bebe por esta razón, pero sus padres dicen que lucharan hasta el final

Connie Yates y su pareja Chris estaban ansiosos por tener en sus brazos al pequeño Charlie.

Entonces, el 4 de Agosto del 2016, nació el pequeño en un hospital londinense. En un principio, todo era hermoso, pero con el paso de los días, empezaron los problemas.

A solo 8 semanas de su nacimiento, Charlie ya había perdido mucho peso. Por eso, sus padres debieron internarlo de emergencia en el hospital. En el mes de Octubre, los médicos descubrieron lo que le había sucedido al niño.

El pequeño había nacido con el Síndrome de depleción del ADN mitocondrial. Esto le había provocado la neumonía por aspiración que casi le cuesta la vida. Esta enfermedad hereditaria trae graves consecuencias en quienes la padecen. Entre otras cosas, provoca atrofia muscular, daños al cerebro, desmayos, problemas respiratorios, en el hígado, riñones y perdida de la audición.

Como era de imaginar, los padres estaban destrozados por la situación que vivía su hijo. Prontamente su salud siguió deteriorándose. Por eso, se vieron obligados a conectarlo a varias máquinas que lo mantienen con vida. Sin embargo, los médicos ya habían perdido toda la esperanza para con el pequeño. Entonces, tomaron una decisión que le provocó todavía más daño a sus padres.

El hospital Great Ormend Street solicitó al tribunal supremo la autorización para desconectar al niño. Obviamente, sus padres estaban en contra de aquella petición, y estaban muy disgustados por eso. Pero luego de analizarlo, el 11 de Abril del 2017, el tribunal aprobó la petición del hospital. Chris y Connie estaban impactados por la decisión del tribunal. Aun así, tenían 3 semanas para apelar la decisión a un tribunal superior.

Publica un mensaje en Facebook

Antes de que el siguiente tribunal diera su veredicto, Connie compartió sus sentimientos en Facebook. Ella escribió lo siguiente:

 “Tu hijo está muy enfermo, encuentras los medicamentos necesarios, pero no tienes permiso para administrárselos. Has luchado con él por más de 6 meses para mantenerlo con vida, pero la decisión la toma 1 persona. El martes 11 de abril de 2017 un extraño escogerá el destino de tu hijo. ¿Dónde quedan nuestros derechos como padres? ¿Son anulados?

Está claro que nuestro hijo no es como cualquier otro niño de 8 meses. Pero tampoco está tan mal como ellos dicen. Tú te llenas de alegría cuando lo ves abrir los ojos y moverse un poquito. Te llenas de esperanza porque, a pesar de tener 1-2% de su fortaleza, hace el intento.

Entonces todo el mundo se te cae cuando escuchas a otros diciendo: “El niño no presenta movimientos involuntarios”, “no puede respirar por su propia cuenta, pues el cerebro está dañado”, “Está ciego”, “Padece fuertes dolores”, “Nunca despierta”. Todo eso es una pura mentira. Como lo saben si nunca están con él.

Han pasado más de 3000 horas desde que llegamos al hospital, y quien ha estado con él he sido yo. Cuando tu hijo está feliz o triste, tú lo sabes cómo padres, y por eso sigues luchando por él. Ya he jurado sobre la biblia de la corte, y sé que digo la verdad: “No está ciego”, “no padece dolores”. Sé que no tiene la misma calidad de vida que otros, pero eso no significa que debemos negarle la oportunidad. “Su IRM está bien, sé que va a mejorar”. Por favor, confíen en nosotros, sus padres, no vamos a permitir que sufra, necesita una oportunidad.

Por más que cepillaba mis dientes estaban amarillos, con esto limpie mi boca de caries, placas y mal olor

No nos rendiremos tan fácilmente

Estamos muy orgullosos de ti, nuestro pequeño Charlie. Esperamos que tú también sienta lo mismo por la defensa que te brindamos. Hemos llegado al límite de estrés, pero todo vale la pena, por ti lo volveríamos a hacer sin pensarlo. Tu mereces eso y más, eres nuestro bebé y haremos cualquier cosa por ti.

Ya tenemos el dinero, los pasaportes, el medicamento y el médico para tratar tu enfermedad. Lo único que necesitamos es esa oportunidad. No nos daremos por vencidos, estas muy enfermo y no mereces morir. Lamento mucho que estés pasando por esto, me gustaría tomar tu lugar. ¡Te amamos y vamos a luchar por ti hasta el final! Rezaremos para poder tomar tu mano tibiecita siempre.

Gracias a todos los que nos han apoyado y nos han devuelto la esperanza y la fe en la humanidad. Estaremos eternamente agradecido, sin importar lo que pase con Charlie. ¡Seguiremos rezando para que el juez nos dé una oportunidad!

Se el debate sobre el derecho a vivir o morir

Con estas palabras, Chris y Connie demostraron que no se darán por vencidos y lucharán hasta el final. Están dispuestos a viajar a EEUU a probar un tratamiento experimental que puede prolongar la vida del niño. Por desgracia, los daños cerebrales que le ha causado, son irreversibles. Por eso, ha iniciado una campaña de recolecta que ya cuenta con 1,6 millones de dólares donados. Ese dinero lo usaran para el tratamiento de Charlie.

En caso de no utilizarse todos los fondos, la pareja ya pensó en crear una organización con él. Dicha organización tendría como meta apoyar a las familias que tiene hijos con la misma enfermedad. Esta historia le ha roto el corazón a todos los que la leen. Además, ha abierto nuevamente el debate sobre el derecho a morir VS el derecho que tienen los padres de decidir.

Sin importar lo que pase con el niño, Chris y Connie saben que han hecho lo imposible por salvarlo. Eso seguro que quedará grabado en el corazón de su pequeño y dará un gran testimonio a los demás. Si crees que los padres son quienes deberían decidir qué hacer con el niño, comparte esta historia en tus redes sociales.

Facebook Comments